• TRAZABILIDAD
  • INOCUIDAD
  • GARANTIA INTERNACIONAL
  • CALIDAD
  • SABOR NATURAL

¿Por qué los alimentos de Chile son apreciados como una auténtica fuente de vida?

Chile posee características geográficas y climáticas únicas. El territorio de Chile es una verdadera isla desde el punto de vista fitosanitario. El desierto del norte, la cordillera de los Andes, el océano Pacífico y los hielos antárticos son barreras naturales que aíslan la producción alimentaria de riesgos sanitarios. Las condiciones climáticas son también sorprendentes; en Chile se dan más de veinte climas desde el extremo norte al extremo sur, en valles, bosques, praderas, montañas y costas. Pero el principal recurso lo representa su gente, una sabiduría ancestral que proviene de pueblos originarios y que ha sumado a través de los siglos el amor por la tierra y sus productos, los nuevos procesos productivos, la incorporación de la tecnología y las tendencias innovadoras. El resultado son alimentos que el mundo aprecia por sus principales atributos.

  • Seguimiento completo del proceso productivo.
  • Barreras fitosanitarias naturales.
  • Valoración y reconocimiento de los mercados.
  • Fruto de la geografía, el clima, la experiencia y el profesionalismo.
  • Pureza y frescura de origen.

Los alimentos que proceden de Chile ocupan posiciones protagónicas en los mercados internacionales. Cuentan con condiciones excepcionales para seguir expandiendo su valor.

Exportador de clase mundial

Primer exportador del mundo

  • Arándanos frescos
  • Uvas frescas
  • Ciruelas frescas
  • Manzanas deshidratadas
  • Salmones del Atlántico, congelados, enteros y “HG”
  • Salmones del Pacífico, congelados, enteros y “HG”
  • Truchas congeladas enteras y “HG”
  • Mejillones congelados
  • Filetes frescos de salmónidos y merluzas

Segundo exportador mundial

  • Cerezas frescas
  • Ciruelas deshidratadas
  • Nueces de nogal sin cáscara
  • Avellanas con cáscara
  • Productos a base de cereales
  • Algas frescas o secas o pulverizadas

Tercer exportador global

  • Pasas
  • Melocotones o Duraznos, preparados o en conserva
  • Frambuesas, moras y grosellas congeladas
  • Mostos de uva
  • Kiwis frescos
  • Bacalao congelado, entero y “HG”
  • Pescados ahumados, incluidos filetes
  • Carne de salmónidos y merluzas
  • Crustáceos preparados o en conserva
  • Filetes congelados de salmónidos y merluzas
  • Semillas de maíz

Climas y productos

Desde los desiertos del norte hasta los glaciares eternos del extremo sur, la diversidad de climas no tiene igual. Climas que abrigan, refrescan, riegan, nutren. Temperaturas de cada lugar y para cada especie de la fauna y de la flora; para cada especie de la tierra y del mar. Otoño seco cuando debe ser seco, invierno frío y lluvioso para los bosques y los frutos; terroirs diversos y quietos, para el temple y el paladar de los vinos.

Encontramos aceitunas y chirimoyas en el norte, maíz en el sur; lúcuma, murta y palta en el sur y en la zona central; papas en el sur y quínoa en la zona cordillerana del norte, entre otras frutas y legumbres cultivadas en Chile hace miles de años.

En los bosques del sur se da el maqui, el boldo, la avellana, el piñón; y también el zapallo, el poroto, el mango, frutos originarios de Chile y de otras zonas de América.

La variedad, la riqueza, el aislamiento fitosanitario, hacen afirmar a Marcio C.M. Porto, Representante de la FAO en Chile: “es difícil imaginar la supervivencia de la humanidad sin el enorme aporte de alimentos originarios en el continente americano, región que tiene como centro de origen las más diversas especies hoy consideradas básicas para la alimentación humana”.

Alimentos de Chile: fuente de vida

La sabiduría tradicional es aquella que proviene de las tierras, de las aguas, de los seres humanos que habitan Chile. Sabiduría que es un modo de hacer que hunde sus raíces en el origen para incorporar los saberes de nuevas prácticas y procesos. A lo originario se agrega innovación sustentable, tecnología funcional; tres claves para preservar y expandir los atributos de estas tierras, sus aguas y sus habitantes.

Entonces, es natural conservar, proteger y fortalecer la biodiversidad, esta maravillosa variedad de especies animales y vegetales, fauna y flora en un medio ambiente protegido de enfermedades y contaminantes. .

Alimentos, cultura e identidad

Nuestros alimentos son lo que somos, lo que fuimos y lo que seremos. Una diferencia, un atributo, un valor que proporcionan identidad individual y colectiva. Esto es lo que compartimos. Alimentos inocuos, sanos, que regalan los nutrientes necesarios en armonía con las tierras y las aguas, sin causar perjuicio a las tierras y las aguas. Para llevar a las mesas del mundo los colores y los olores, la ternura y el sabor de nuestra identidad cultural. Porque el porvenir es preservar, cuidar, compartir, nutrir, alimentar.

Nuestras Marcas